Líneas Estratégicas

 

 

La responsabilidad social empresarial comprende, en consecuencia, las siguientes líneas principales de estrategia:

 

Generación de riqueza

Ética empresarial

Calidad de vida en la empresa

Desarrollo de la comunidad

Cuidado y preservación del ambiente

Presencia pública

Generación de riqueza

Generar utilidades por medio de la entrega de bienes y la prestación de servicios útiles y provechosos a la sociedad, proporcionados con eficiencia y alta calidad. Generar empleos productivos y bien remunerados. Favorecer una justa distribución (con equidad) de la riqueza. Asegurar la permanencia y crecimiento de la empresa.

 

Etica empresarial

Vivir los valores y desempeñarse éticamente. La ética empresarial es la base de relaciones más sólidas entre la empresa sus proveedores, clientes, accionistas y otros involucrados. Permite la interpretación y solución de controversias de acuerdo a principios que guían la toma de decisiones,  la formación de recursos humanos, la evaluación del personal y la forma en que se debe conducir el negocio.

.

Desarrollo de la Comunidad.

Involucrarse con las comunidades en las que opera. La Empresa percibe e instrumenta el compromiso y responsabilidad con su comunidad; identifica las expectativas de la comunidad, propicia el involucramiento de los integrantes, autoridades y organizaciones de la comunidad. Impulsa la sinergia entre sectores para multiplicar resultados.

 

Calidad de Vida en la Empresa.

Promover y establecer como prioridad la calidad de vida en la empresa. La Empresa crea un ambiente de trabajo favorable, estimulante, seguro, creativo, no discriminatorio, participativo; en el que todos sus miembros interactúan bajo bases justas de integridad y respeto que propician su desarrollo humano y profesional, contribuyendo a una mejor calidad de vida. Recibe por ello beneficios como: la eficiencia y la responsabilidad individual y colectiva; un mejor balance de vida personal y laboral; el impacto positivo en la productividad; relaciones obrero-patronales sanas y la percepción de la empresa como altamente humana y socialmente responsable.

 

Cuidado y preservación del ambiente.

Cuidar y preservar su entorno, los recursos y el medio ambiente. La empresa, además de cumplir con todos los requerimientos legales aplicables, promueve esquemas de autorregulación e iniciativas voluntarias que mejoren tanto su desempeño ambiental como el de la cadena de valor en la que participa. Lo anterior se refleja en indicadores específicos que evidencian el compromiso de la empresa. De igual manera, la empresa influye en establecer y mantener un marco legal que promueva el crecimiento económico y la protección del ambiente.

 

Presencia Pública.

La construcción del bien común requiere de la participación de todos. La vida cívica y pública no es ajena al empresario. Debe participar via las estructuras gremiales, civiles y políticas para orientar el desarrollo y buscar la modificación  de las condiciones sociales estructurales que impiden el desarrollo en general y el económico en lo particular.

 

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en los últimos veinte años ha sufrido un cambio radical debido a las nuevas relaciones entre la sociedad y los negocios, que han obligado a los actores sociales de este ámbito a buscar respuestas más creativas para enfrentar los cambios estructurales que se han generado a nivel de todo el orbe.

 

En ese sentido, un punto culminante de la relevancia asignada actualmente a la responsabilidad socia empresarial es la iniciativa denominada Pacto Mundial, la cual fue lanzada por el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas durante el Foro Económico Mundial el 31 de enero de 1999 con la intención de lograr una economía global más incluyente y sustentable a través de la formulación y promoción de diez principios en las áreas de derechos humanos, laboral, ambiental y anticorrupción. Esta iniciativa descansa, en buena medida, en el rol del sector privado como impulsor de soluciones (en coordinación con otros actores sociales) ante el reto de la globalización.